Based in Sydney, Australia, Foundry is a blog by Rebecca Thao. Her posts explore modern architecture through photos and quotes by influential architects, engineers, and artists.

El Justo Juicio de Dios

El Justo Juicio de Dios

Lectura bíblica recomendada: Lucas 21:5-6

Introducción

A. Durante la semana previa a Su crucifixión, Jesús pasó mucho tiempo en el templo, donde tuvo muchas confrontaciones con los líderes judíos y donde enseñó a la gente constantemente (Mateo 26:55).

B. Cuando los discípulos Le señalaron los edificios del templo, Jesús profetizó que no quedaría piedra sobre piedra (Mateo 24:2). ¿Qué había hecho Israel para justificar esto?

Exposición

I. ¿Qué había hecho Israel?

A. Israel había rechazado constantemente la Palabra de Dios (Éxodo 16:20,27; 1 Samuel 8:7; Marcos 7:9; Lucas 7:30).

B. Había rechazado básicamente a cada profeta que Dios envió para hacerle volver a Él (Éxodo 2:14; 5:21; 2 Reyes 17:13-20; Mateo 23:37; Lucas 13:33).

C. Había rechazado al Mesías que vino a redimirles (Juan 1:11; Hechos 2:23; 7:52-53; Mateo 21:42; Isaías 53:3).

D. Finalmente la mayor parte de Israel llegó a rechazar el Evangelio que los apóstoles predicaron (Hechos 13:46; 17:5).

II. Debemos recordar que nosotros también seremos juzgados.

A. Debemos recordar que Dios no es solamente misericordioso, sino también justo (Hechos 17:31; Romanos 2:5-11; 3:24-26).

B. Dios ha prometido recompensar a cada uno según sus obras (Mateo 16:27; 2 Tesalonicenses 1:3-10).

C. Ya que no sabemos cuándo regresará el Señor, necesitamos estar siempre listos (Marcos 13:32-37; 2 Pedro 3:9-13).

D. Debemos recordar cuál es nuestro propósito, y nunca perderlo de vista (Lucas 21:34-36; Colosenses 3:1-7).

III. ¿Cuáles fueron las consecuencias del rechazo de Israel de su Dios?

A. Jesús predijo que el templo sería destruido y que la ciudad sería desolada (Mateo 23:38; 24:2).

B. La historia de la caída de Jerusalén es idéntica a la predicción de Jesús (vea Josefo, 1987, Guerras de los Judíos, 5-7, pp. 546-726).

C. Cuando Jerusalén cayó, llegó a ser claro que esto fue la obra de Dios (Guerras de los Judíos, 6.9.1, p. 748; cf. Deuteronomio 28:15,52-57).

Conclusión

A. La caída de Jerusalén no fue el resultado de alguna debilidad de Dios; fue el resultado de Su justicia (Romanos 2:2-4).

B. Con la caída de Jerusalén, Dios clarificó que el reino de Israel no era invencible, ¡pero había otro reino que lo era (Mateo 16:18; Daniel 2:44)!

C. Incluso si es parte de la casa de Dios hoy, debe conservar en su mente su propósito, y siempre debe estar listo.

Referencia

Josefo, Flavio (1987), Las Obras de Josefo [The Works of Josephus], trad. William Whiston (Peabody, MA: Hendrickson).

Un Sacrificio Vivo

Un Sacrificio Vivo

Buenos Regalos para Nuestros Hijos

Buenos Regalos para Nuestros Hijos