El Crecimiento del Carácter Cristiano

El Crecimiento del Carácter Cristiano

Lectura bíblica recomendada: 2 Pedro 3:18

Introducción

A. Al escribir a cristianos que probablemente muy pronto experimentarían gran persecución, Pedro exhortó a sus lectores a crecer en gracia y conocimiento.

B. Pedro sabía que pronto él mismo moriría por su predicación del Evangelio (2 Pedro 1:14; cf. Juan 13:16; 21:18-19).

C. Nosotros escuchamos de persecución en otros lugares, ¿pero qué haremos cuando la persecución llegue al lugar donde vivimos? ¿Cómo podemos permanecer fieles?

Exposición

I. El carácter cristiano sólido comienza con la fe.

A. La fe es algo precioso (2 Pedro 1:1), y la nuestra no está fundada en “fábulas artificiosas” (vs. 16).

B. Sin fe, nada de lo que hacemos realmente importa (Romanos 9:32; Colosenses 2:12; Hebreos 11:6).

C. La fe genuina siempre tiene su fuente en la escucha honesta de la Palabra de Dios (Romanos 10:17; Hebreos 11:7-8,11,30).

II. Si queremos producir fruto, entonces no debemos tener “fe sola”.

A. Si queremos agradar a Dios, debemos llevar fruto (Mateo 7:19; Juan 15:2; Gálatas 5:22-23).

B. Para llevar fruto, debemos añadir algunas cosas a nuestra fe (2 Pedro 1:5-8).

C. Esto requerirá una gran cantidad de diligencia de nuestra parte (2 Timoteo 2:15; 2 Pedro 1:5,10).

D. Los resultados valen la pena el sacrificio (2 Pedro 1:8-11).

Conclusión

A. Desde que llegó al cristianismo, ¿han llegado a ser estas cosas más abundantes en su vida?

B. Debemos esforzarnos en añadir estas cosas a nuestro carácter mientras tratamos de afirmarnos en nuestra profesión cristiana.

El Reino Debe Tener el Primer Lugar

El Reino Debe Tener el Primer Lugar

La Columna y Baluarte de la Verdad

La Columna y Baluarte de la Verdad