El Arrepentimiento

El Arrepentimiento

Lectura bíblica recomendada: 2 Corintios 7:5-11

Introducción

A. Parece que hay muchas ideas equivocadas en cuanto al arrepentimiento.

B. Si es necesario que cada uno de nosotros se arrepienta para ser salvo (Lucas 13:3; Hechos 2:38; 17:30), entonces es importante que se tenga un entendimiento correcto de lo que es y la manera en que se realiza esto.

Exposición

I. El arrepentimiento nos guía a la salvación.

A. No podemos ser salvos sin el arrepentimiento (Lucas 13:3).

B. Sin embargo, hay otros requisitos de la salvación que no debemos pasar por alto (Romanos 10:19-10,17; cf. 6:1-7).

II. El arrepentimiento es el efecto de la tristeza piadosa.

A. El arrepentimiento comienza en el corazón (Mateo 26:75).

B. La tristeza del mundo produce muerte (Mateo 27:3-5).

C. El fruto del arrepentimiento es variado y evidente ante todos (Mateo 3:7-8; Hechos 26:20; Efesios 4:22-32).

III. El arrepentimiento no es algo de lo cual alguien se deba lamentar.

A. Siempre lamentaremos el pecado (Génesis 42:21; Números 21:7; Jueces 2:4).

B. Hay algunas cosas que dudamos hacer, incluso cuando sabemos que debemos hacerlas (Mateo 19:22; Hechos 26:14).

C. El arrepentimiento es una elección de la cual nunca se lamentará, sin importar cuánto viva (2 Corintios 7:10).

Conclusión

A. Tal vez su mente necesita ser completamente renovada por el Señor (Romanos 14:2; Filipenses 2:5).

B. Si está listo para que el Buen Médico realice Su trabajo en usted, entonces no demore más (2 Pedro 3:9); ¡Él no esperará para siempre! (vs. 10).

Lecciones del Éxodo

Lecciones del Éxodo

Lecciones de José

Lecciones de José