“Dios Con Nosotros”

“Dios Con Nosotros”

Lectura bíblica recomendada: Salmos 23

Introducción

A. El día que Jesús nació, se cumplió una profecía remarcable: “He aquí, una virgen concebirá y dará a luz un hijo, y llamarás su nombre Emanuel, que traducido es: Dios con nosotros” (Mateo 1:23; cf. Isaías 7:14).

B. Fue una gran bendición para la gente del tiempo de Jesús tener a Dios con ellos, ¡y todavía es una gran bendición para nosotros hoy!

Exposición

I. ¡Es un gran consuelo saber que Dios está con nosotros!

A. Dios está con nosotros en el tiempo de la prueba (2 Timoteo 4:16-17).

B. Dios está con nosotros en el tiempo del dolor (Salmos 23:4).

C. Dios está con nosotros en el tiempo de la muerte (Lucas 16:22).

II. ¿Realmente damos siempre la bienvenida a Dios para que esté con nosotros?

A. Cuando oramos para que el Señor esté con nosotros (Éxodo 33), ¿realmente queremos que Se quede todo el tiempo?

B. ¿Despedimos a Dios en nuestras conversaciones?

C. ¿Despedimos a Dios durante las situaciones estresantes?

D. ¿Despedimos a Dios en el tiempo de la tentación?

III. ¿Está Dios con nosotros hoy?

A. El pecado separa al alma de Dios (Isaías 59:2).

B. Muchos creen que Dios está con ellos cuando en realidad no lo está (1 Samuel 4:3-10).

C. Si hay pecado en su vida, Dios no puede estar con usted sino hasta que su pecado haya sido remitido (Josué 7).

Conclusión

A. Si desea que Dios está con usted en su vida, debe ser santo ya que Él es santo (Levítico 11:44-45; 1 Pedro 1:14-16).

B. Si somos fieles a Él hasta el fin, ¡entonces seremos arrebatados en el día final para estar “siempre con el Señor” (1 Tesalonicenses 4:13-18)!

¡Él Entiende!

¡Él Entiende!

Seguridad en la Oración

Seguridad en la Oración