¡De Regreso a la Escuela!

¡De Regreso a la Escuela!

Lectura bíblica recomendada: 2 Pedro 3:18

Introducción

A. El regreso a la escuela es un tiempo que muchos jovencitos (y profesores) temen.

B. En muchas maneras el camino cristiano es como ir a la escuela, excepto que no hay vacaciones de verano en el cristianismo.

Exposición

I. El cristianismo requiere que se haga la tarea.

A. Esto reafirma las cosas que aprendemos en “el salón de clase” y nos da conocimiento de cosas que necesitamos estudiar adicionalmente.

B. Necesitamos estudiar la Palabra en el hogar (Deuteronomio 6:6-9; 2 Timoteo 3:14-15).

C. Necesitamos orar en el hogar (1 Tesalonicenses 5:17).

II. En el cristianismo siempre habrá algo nuevo que aprender.

A. Nunca debemos llegar a pensar que hemos alcanzado la madurez completa (Filipenses 3:13-14).

B. Sin importar cuánto aprendamos de la Palabra de Dios, siempre habrá lugar para el crecimiento (1 Pedro 2:1-2; Hebreos 5:12-14).

III. Todos tendremos que dar el examen final.

A. ¡Este examen es el más importante en la vida!

B. Este examen se realiza con libro abierto (Apocalipsis 20:11-15), tiene un tiempo específico (Hebreos 9:27), y se comienza a tomar ahora mismo.

C. A diferencia de la mayoría de exámenes, no hay razón para que el cristiano sienta temor de este examen (1 Juan 4:17-19).

Conclusión

A. Nuestro Dios es mejor que cualquier maestro que jamás hayamos tenido, ya que Él está libre de error, de comunicación imperfecta y de parcialidad.

B. Aunque el camino cristiano puede ser difícil algunas veces, nunca debemos sentarnos sin hacer nada, ya que cuando dejamos de crecer, comenzamos a morir.

Lecciones del Sinaí

Lecciones del Sinaí

“No con Cosas Corruptibles”

“No con Cosas Corruptibles”