“Dad de Gracia”

“Dad de Gracia”

Lectura bíblica recomendada: Hechos 20:35

Introducción

A. Cuando consideramos nuestras bendiciones, no solamente debemos pensar en cuanto a ser agradecidos, sino también en cuanto a la manera de compartir nuestras bendiciones con otros.

B. Cuando Jesús envió a los doce en la comisión limitada, les dijo: “de gracia recibisteis, dad de gracia” (Mateo 10:8).

Exposición

I. Todos hemos recibido liberalmente de la mano de gracia de Dios.

A. Aquellos que han obedecido a Su Evangelio han recibido Su Perdón (Romanos 3:22-27; 4:1-4).

B. No hay nada bueno que hayamos recibido estrictamente por medio de nuestra labor única (1 Corintios 4:7).

II. Debemos aprender a dar de gracia.

A. Debemos dar de gracia porque esta es la manera en que se nos ha dado (Mateo 10:8).

B. Dar de gracia significa que no debemos esperar nada a cambio (Lucas 6:32-38).

C. Significa hacer un hábito de dar a aquellos que no pueden pagarnos (Lucas 14:12-14; 1 Timoteo 5:3-10).

D. Bernabé dio de gracia (Hechos 4:32-37), mientras que Ananías y Safira no lo hicieron (Hechos 5:1-3).

E. Para dar de gracia, primero debemos entregarnos completamente al Señor (2 Corintios 8:1-5; cf. Lucas 21:1-4; Filipenses 4:11-16).

Conclusión

A. Cuando planeemos dar, debemos recordar que Dios no necesita nada de nosotros, pero solamente desea y espera nuestra generosidad para bendecirnos incluso más.

B. Todo lo que Dios quiere es que nos entreguemos a Él y hagamos buen uso de lo que ha puesto ennuestras manos.

“Pronto para Oír”

“Pronto para Oír”

No con Sabiduría de Palabras de Hombre

No con Sabiduría de Palabras de Hombre