Abriendo las Escrituras

Abriendo las Escrituras

Lectura bíblica recomendada: Mateo 4:1-4

Introducción

A. En un tiempo en que la confianza pública en la Biblia está en el nivel más bajo (y decayendo), es importante que renovemos nuestro enfoque en las Escrituras como la Palabra de Dios.

B. En vez de preocuparnos demasiado de lo que otros piensan de la Biblia, como discípulos de Jesús deberíamos estar interesados en lo que nuestro Amo piensa de ella.

Exposición

I. Jesús tuvo gran respeto por la Biblia

A. En contraste a lo que la gente piensa en cuanto a Él, Jesús creyó que cada palabra de la Escritura importa (Mateo 5:17-18).

B. Jesús dependió grandemente de la Escritura a través de Su existencia terrenal (Mateo 4:1-11; Marcos 14:48-49; 15:34).

C. Jesús también señaló fielmente la Escritura a otros (Mateo 19:3-9,16-22; 22:29-33; Lucas 24:25-46).

II. Jesús también tuvo la costumbre de abrir las Escrituras.

A. Jesús no solamente cumplió las Escrituras, sino incluso les dio vida (Mateo 1:22-23; 2:15,23).

B. Jesús abrió el entendimiento de la gente ante las Escrituras (Lucas 4:17-22; 24:32,45).

C. Jesús todavía tiene la capacidad de abrir nuestro entendimiento (2 Corintios 3:12-4:6; cf. Isaías 29:9-14).

Conclusión

A. Si nuestro Señor consideró las Escrituras en todo lo que hizo y enseñó, ¿no deberían Sus discípulos tratar de hacer lo mismo?

B. Si realmente queremos ser Sus discípulos, entonces perseveremos en Su Palabra (Juan 8:31).

“El Testimonio de la Buena Profesión”

“El Testimonio de la Buena Profesión”

La Paciencia—Una Virtud Gratificante

La Paciencia—Una Virtud Gratificante