EB Global: Enfoque Bíblico / Bible Focus
Un sitio bilingüe con perspectiva bíblica / A bilingual site with a biblical focus

Biblia

Mateo 2

La Llegada de los Sabios

1 Cuando Jesús nació en Belén de Judea en días del rey Herodes, algunos sabios[1] vinieron del oriente a Jerusalén,

2 diciendo: “¿Dónde está el Rey de los Judíos que ha nacido? Porque hemos visto Su estrella en el oriente, y venimos a adorarle”.

3 Al oír esto el rey Herodes, se perturbó, y toda Jerusalén con él.

4 Entonces reunió a todos los principales sacerdotes y los escribas del pueblo, y les preguntó dónde había de nacer el Cristo.

5 Ellos le dijeron: “En Belén de Judea; porque así lo escribió el profeta:

6 ‘Tú, Belén, tierra de Judá, no eres la más pequeña entre los príncipes de Judá; porque de ti saldrá un Guiador, Quien apacentará a Mi pueblo Israel’”.[2]

7 Entonces Herodes llamó en secreto a los sabios, y averiguó de ellos exactamente el tiempo de la aparición de la estrella;

8 y enviándolos a Belén, dijo: “Vayan allá, y busquen diligentemente al Niño; y cuando Le hallen, háganmelo saber, para que yo también vaya y Le adore”.

9 Después de oír al rey, se fueron, y la estrella que habían visto en el oriente iba delante de ellos, hasta que llegó y se detuvo sobre el lugar donde estaba el Niño.

10 Cuando vieron la estrella, se regocijaron grandemente.

11 Al entrar en la casa, vieron al Niño con Su madre María; y postrándose, Le adoraron. Abriendo sus tesoros, Le ofrecieron regalos de oro, incienso y mirra.

12 Pero siendo advertidos por revelación en sueños[3] que no volvieran a Herodes, regresaron a su tierra por otro camino.

La Huida a Egipto

13 Cuando partieron, un ángel del Señor apareció en sueños a José, diciendo: “Levántate, toma al Niño y a Su madre, huye a Egipto, y quédate allí hasta que yo te diga; porque Herodes buscará al Niño para matarle”.

14 Al despertar, tomó de noche al Niño y a Su madre, y fue a Egipto.

15 Estuvo allí hasta la muerte de Herodes, para que se cumpliera lo que el Señor declaró por el profeta, diciendo: “De Egipto llamé a Mi Hijo”.[4]

La Matanza de los Niños

16 Cuando Herodes se vio burlado por los sabios, se enojó mucho, y mandó matar a todos los niños de dos años o menos en Belén y en todos sus alrededores, conforme al tiempo que había indagado de los sabios.

17 Entonces se cumplió lo que el profeta Jeremías declaró, diciendo:

18 “Se oyó voz en Ramá, gran lamentación, lloro y gemido. Raquel llora a sus hijos, y no quiso ser consolada, porque perecieron”.[5]

El Regreso a Israel

19 Cuando murió Herodes, un ángel del Señor apareció en sueños a José en Egipto,

20 diciendo: “Levántate, toma al Niño y a Su madre, y ve a la tierra de Israel, porque han muerto los que procuraban matar al Niño”.

21 Entonces él se levantó, tomó al Niño y a Su madre, y fue a la tierra de Israel.

22 Pero al oír que Arquelao reinaba en Judea en lugar de su padre Herodes, temió ir allá; y advertido por revelación en sueños, fue a la región de Galilea.

23 Llegó y habitó en la ciudad llamada Nazaret, para que se cumpliera lo que los profetas dijeron, que se Le llamaría Nazareno.

[1] Del gr. magos; aquí prob. un sabio o sacerdote (cf. Dn. 4:8-9,18).

[2] Mi. 5:2.

[3] “sueños” en este cap. se traduce del gr. onar, “un sueño”.

[4] Os. 11:1.

[5] Jer. 31:15.

Editorial