Mateo 1

La Genealogía de Jesucristo[1]

1 Libro de la genealogía de Jesucristo, Hijo de David, Hijo de Abraham.

2 Abraham engendró a Isaac; Isaac engendró a Jacob; y Jacob engendró a Judá y a sus hermanos.

3 Judá engendró de Tamar a Fares y a Zara; Fares engendró a Esrom; y Esrom engendró a Aram.

4 Aram engendró a Aminadab; Aminadab engendró a Naasón; y Naasón engendró a Salmón.

5 Salmón engendró de Rahab a Booz; Booz engendró de Rut a Obed; y Obed engendró a Isaí.

6 Isaí engendró al rey David; el rey David engendró a Salomón de la que fue mujer de Urías.

7 Salomón engendró a Roboam; Roboam engendró a Abías; y Abías engendró a Asa.

8 Asa engendró a Josafat; Josafat engendró a Joram; y Joram engendró a Uzías.

9 Uzías engendró a Jotam; Jotam engendró a Acaz; y Acaz engendró a Ezequías.

10 Ezequías engendró a Manasés; Manasés engendró a Amón; y Amón engendró a Josías.

11 En el tiempo de la deportación a Babilonia, Josías engendró a Jeconías y a sus hermanos.

12 Después de la deportación a Babilonia, Jeconías engendró a Salatiel; y Salatiel engendró a Zorobabel.

13 Zorobabel engendró a Abiud; Abiud engendró a Eliaquim; y Eliaquim engendró a Azor.

14 Azor engendró a Sadoc; Sadoc engendró a Aquim; y Aquim engendró a Eliud.

15 Eliud engendró a Eleazar; Eleazar engendró a Matán; y Matán engendró a Jacob.

16 Jacob engendró a José, esposo de María, de la cual nació Jesús, llamado el Cristo.

17 De manera que todas las generaciones desde Abraham hasta David son catorce; desde David hasta la deportación a Babilonia son catorce; y desde la deportación a Babilonia hasta el Cristo son catorce.

El Nacimiento de Jesucristo[2]

18 El nacimiento de Jesucristo fue así: Cuando Su madre María estaba desposada con José, antes que se unieran, se halló que había concebido del Espíritu Santo.

19 José, su marido, como era justo y no quería difamarla, propuso dejarla secretamente.

20 Mientras pensaba en esto, un ángel del Señor le apareció en sueños,[3] diciendo: “José, hijo de David, no temas recibir a María tu mujer, porque lo que ella ha engendrado es del Espíritu Santo;

21 y dará a luz un Hijo, y llamarás Su nombre Jesús, porque Él salvará a Su pueblo de sus pecados”.

22 Todo esto aconteció para que se cumpliera lo que el Señor declaró por el profeta, diciendo:

23 “Sucederá que la virgen concebirá y dará a luz un Hijo, y llamarán Su nombre Emanuel”,[4] que traducido es: “Dios con nosotros”.

24 Cuando José despertó del sueño, hizo como el ángel del Señor le había mandado, y recibió a su mujer.

25 Pero no se unió a ella hasta que dio a luz a su Hijo primogénito[5]; y llamó Su nombre Jesús.

[1] Cf. Lc. 3:23-38.

[2] Cf. Lc. 2:1-7.

[3] Onar, “un sueño”.

[4] Is. 7:14.

[5] Algunos mss. antiguos omiten “primogénito” (“un Hijo”).

Mateo 2