La “Nada” y la Evolución

La “Nada” y la Evolución

¿“NADA” EN LA CIENCIA TIENE SENTIDO SIN LA EVOLUCIÓN?

En 1973, el biólogo evolucionista Theodosius Dobzhansky publicó un ensayo titulado: “Nada en la Biología Tiene Sentido Excepto a la Luz de la Evolución” (Dobzhansky, 1973). Esta sugerencia no era nada nueva; para 1929 ya se había declarado que la “teoría de la evolución es completamente esencial para la enseñanza de biología y sus ciencias similares” (Armstrong, 115[3]:133). Hoy muchos evolucionistas todavía siguen sugiriendo esta idea: que no se puede lograr ningún avance en la ciencia biológica sin un entendimiento adecuado de la evolución. Según esta perspectiva, “nada” en la biología (y otras ciencias) tiene explicación adecuada sin la evolución (vea Nye, 2012).

Sin embargo, cuando se trata de la práctica científica, la evolución repentinamente pierde su “importancia suprema”. El ejercicio de la ciencia realmente no depende de la aceptación de la teoría evolucionista, mucho menos de la implementación de tal teoría en la experimentación científica. Richard Dawkins, uno de los ateos más prominentes en el mundo, ha reconocido este hecho en uno de sus escritos populares:

Ellos [los biólogos cladistas—MP] han decidido, tal vez correctamente, que pueden ejercer mejor la taxonomía si se olvidan de la evolución, y especialmente si nunca usan el concepto del antepasado al pensar en cuanto a la taxonomía. De la misma manera, un estudiante de células nerviosas puede decidir que no tiene ninguna ventaja pensar en la evolución. El especialista en nervios está de acuerdo en que sus células nerviosas son el producto de la evolución, pero no necesita usar este hecho en su investigación. Necesita saber mucho en cuanto a física y química, pero cree que el darwinismo es irrelevante para su investigación diaria de los impulsos nerviosos… El físico no necesita el darwinismo para ejercer la física (1996, p. 283).

Aunque Dawkins no pretendió descartar como falsa la teoría evolucionista con estas palabras, su enunciado claramente refuta la idea de que la evolución sea fundamental en el entendimiento y ejercicio de la ciencia biológica, otras ciencias similares o cualquier ciencia en absoluto. Lo cierto es que el científico no necesita la evolución darwiniana para tener éxito en su campo científico. Por ende, la sugerencia de que “nada en la biología tiene sentido excepto a la luz de la evolución” es completamente falsa.

LA EVOLUCIÓN NO EXPLICA “NADA”

También se puede argumentar legítimamente que la evolución tiene problemas en explicar su principio fundamental, es decir, realmente no explica “nada”.

En el documental Expulsado: No Se Permite la Inteligencia, Ben Stein entrevistó a Richard Dawkins en cuanto a la “creación” del Universo. Dawkins respondió que todo se produjo “por un proceso muy lento”. Stein preguntó nuevamente: “Bueno, ¿cómo comenzó?”. Dawkins admitió: “Nadie sabe cómo comenzó. Sabemos la clase de evento que pudo haber sido; sabemos el tipo de evento que debió haber sucedido para el comienzo de la vida… Fue el origen de la primera molécula celular replicadora”. Cuando Stein insistió, “Ahora, ¿cómo se produjo eso?”, Dawkins respondió incómodamente: “Ya te dije; no sabemos”. Stein entonces clarificó: “¿Así que no tienes idea de cómo comenzó?”. Dawkins respondió: “No, no. No, no,…ni nadie más” (Stein, 2008).

En el debate entre el creacionista Ken Ham y el evolucionista Bill Nye, el moderador leyó la siguiente pregunta de alguien en la audiencia para Nye: “¿Cómo surgieron los átomos que dieron origen al Big Bang?”. Nye respondió:

Este es el gran misterio. Usted ha dado en el blanco. Oh, …¿qué había antes del Big Bang? Esto es lo que nos motiva; esto es lo que queremos saber. ¡Continuemos observando; continuemos buscando!… Amigos, supongan que un estudiante de ciencia de la comunidad de Kentucky continuara su carrera en ciencia y encontrara la respuesta a esa pregunta profunda: ¿de dónde vinimos? ¿Qué hubo antes del Big Bang? Para nosotros, ¡esto es maravilloso, encantador y cautivador! ¡Esto es lo que nos motiva a levantarnos y salir a trabajar cada día—tratar de resolver los misterios del Universo! (Ham y Nye, 2014).

Lamentablemente para Nye y Dawkins (como también para toda la comunidad evolucionista), esta no es una pregunta que los ateos puedan barrer bajo la alfombra o archivar para revisarla en un momento más conveniente. ¿Por qué? Porque ellos han desarrollado todo el sistema evolucionista sobre este hecho para el cual no tienen respuesta.

Como ejemplo, considere a un arquitecto que diseña un edificio de cinco pisos pero que tiene problemas con el baño del quinto piso. Él pudiera sugerir que la ausencia del baño del quinto piso no es un impedimento para construir el edificio, y que después se puede encargar del baño. Aunque es improbable que alguien comience a construir sin resolver este detalle, lo cierto es que el edificio no depende del baño. Pero ahora imagine que el mismo arquitecto hubiera diseñado un edificio de “cinco pisos”, pero que hubiera olvidado incluir el primer piso en su diseño. Desde luego, no se puede construir un edificio de “cinco pisos” sin un primer piso; se debe resolver el dilema del primer piso para poder comenzar a construir el segundo, tercer, cuarto y quinto pisos.

La evolución darwiniana es como un edificio de muchos pisos que no puede explicar la ausencia del primero. La evolución no admite la intervención divina, ya que es un proceso completamente natural. Pero este proceso de cambio natural carece de un sistema inicial que le dé origen. Las explicaciones evolucionistas son deficientes ya que empiezan con la materia y energía (los siguientes pisos), pero no explican de dónde vino tal materia y energía (el primer piso). Ya que la evolución no explica el principio fundamental, entonces no explica nada.

LITERALMENTE “NADA” TIENE SENTIDO CON LA EVOLUCIÓN

Finalmente, la evolución es una explicación confusa y contradictoria que no puede explicar literalmente “nada”. Si Dios no existe y no es el Creador de todo lo que vemos, entonces al hombre solamente le queda la evolución naturalista como una explicación del origen de todo. Solamente hay tres opciones para el origen de todo: (1) Algo (Alguien) sobrenatural dio origen a todo. Pero el naturalista niega esto. (2) La materia dio origen a todo. Pero la ciencia ha demostrado que la materia no es eterna (Jastrow, 1977, pp. 19,30). Entonces, la única opción disponible debe ser la tercera: (3) Todo, incluyendo la materia, se originó de la “nada”.

Algunos evolucionistas tal vez argumentarán contra el arreglo técnico de la última opción, pero deberán reconocer que no les queda otra opción “más idónea”. Además, deberán reconocer que incluso evolucionistas prominentes han sostenido esta proposición básica. En el debate de Richard Dawkins con el Cardenal George Pell, se pidió que Dawkins explicara cómo algo como el Universo pudo surgir de la nada. Sin refutar la idoneidad de la pregunta, Dawkins señaló la investigación de un colega científico, Lawrence Krauss, que explica cómo se puede conseguir algo de nada, y luego añadió:

Ciertamente es contraintuitivo que se pueda obtener algo de nada. Ciertamente el sentido común no permite que se obtenga algo de nada. Por esta razón es interesante; debe ser interesante para dar origen al Universo en absoluto. Algo muy misterioso tuvo que haber producido el origen del Universo… Bueno, algo puede venir de nada, y esto es lo que los físicos ahora nos están diciendo… Cuando se tiene materia y antimateria, y se las junta, estas se cancelan y dan origen a nada… Lo que Lawrence Krauss ahora sugiere es que si se comienza con nada, el proceso puede invertirse y producir materia y antimateria (Dawkins y Pell, 2012).

¿Pero qué es la “nada” de Dawkins y Krauss? Realmente, esta “nada” es “algo”. En su libro, Krauss empleó espacio considerable redefiniendo el concepto de “nada” con el fin de proveer a la evolución atea de un mecanismo plausible; su posición es que “ciertamente ‘nada’ es tan físico como ‘algo’” (2012, pp. xiv). En una entrevista con el ateo Sam Harris, Krauss sugirió que la “[c]iencia moderna ha hecho irrelevante el debate algo-de-nada. Ha cambiado completamente nuestro concepto de las mismas palabras ‘algo’ y ‘nada’” (Harris y Krauss, 2012). Esta “nada” es “la combinación de materia y antimateria—partículas y antipartículas. Su densidad es tremenda, pero no podemos percibirlas ya que sus efectos observables se cancelan completamente” (“Avance Teórico…”, 2010).

Por tanto, ahora los evolucionistas ateos pueden hablar de “algo”, calificarlo como “nada”, y sugerir atrevidamente que el Universo completo pudo surgir de tal “nada”. Esto es equivalente a la evasiva del pequeño niño a quien su madre le pregunta, “¿Qué has estado comiendo?”, y él responde: “Nada”—cuando al mismo tiempo su boca está completamente manchada de chocolate. Tal evasiva no sería tolerada a ningún creacionista, pero es aplaudida como “avance científico” en la comunidad atea.

Ciertamente no reclamo ser un experto en el campo de Krauss, pero no se necesita ser un físico para entender que se está manipulando convenientemente el concepto de la “nada”. Después que George Pell refutó la insinuación de que “algo” puede surgir de “nada”, Dawkins admitió vergonzosamente: “Se puede debatir lo que se quiere decir con ‘nada’, pero lo que sea que es, es muy, muy simple”. La audiencia del debate no pudo evitar reír, así que Dawkins preguntó con frustración: “¿Qué tiene eso de gracioso?”. Pell respondió: “Creo que es un poco gracioso que se esté tratando de definir ‘nada’” (Dawkins y Pell, 2012).

CONCLUSIÓN

La evolución es un enfoque tan caótico que incluso el concepto conocido y aceptado de la palabra “nada” llega a perder su sentido. La evolución no es necesaria para el avance de la ciencia, no puede explicar sus principios fundamentales, y no puede definir sus términos consistentemente. A pesar de los esfuerzos de algunos en la comunidad atea, la tesis de Parménides, “Nada surge de nada”, todavía seguirá siendo verdadera. Por ende, la persona racional debe reconocer que la “nada” es un candidato inadecuado para la existencia del Universo. Trate de comprar algo con nada, alimentar a un hambriento con nada, construir algo con nada, calmar su sed con nada o hacer explotar algo con nada, y notará el disparate de la proposición que sugiere que algo puede surgir de nada. Irónicamente, los naturalistas incluso no pueden propagar su teoría sin decir “nada”. Entonces, ¿cuál es la respuesta al origen de todo? La Biblia declara:

Porque toda casa es hecha por alguno; pero el que hizo todas las cosas es Dios (Hebreos 3:4).

Referencias

Armstrong, O. (1929) “Venciendo las Leyes de la Evolución” [“Beating the Evolution Laws”], Popular Science Monthly, marzo.

“Avance Teórico: Producción de Materia y Antimateria de Nada” [“Theoretical Breakthrough: Generating Matter and Antimatter from Nothing”], Science Daily, http://www.sciencedaily.com/releases/2010/12/101208130038.htm.

Dawkins, Richard (1996), El Relojero Ciego [The Blind Watchmaker] (Nueva York: W.W. Norton).

Dawkins, Richard y George Pell (2012), “Preguntas y Respuestas”, ABC, http://www.abc.net.au/tv/qanda/txt/s3469101.htm.

Dobzhansky, Theodosius (1973), “Nada en la Biología Tiene Sentido Excepto a la Luz de la Evolución” [“Nothing in Biology Makes Sense Except in the Light of Evolution”], The American Biology Teacher, marzo.

Ham, Ken y Bill Nye (2014), “¿Es la Creación un Modelo Viable de Origen en la Era Científica Moderna?” [“Is Creation a Viable Model of Origins in Today’s Modern Scientific Era?”], http://debatelive.org/.

Harris, Sam y Lawrence Krauss (2012), “Todo y Nada” [“Everything and Nothing”], Sam Harris, http://www.samharris.org/blog/item/everything-and-nothing.

Jastrow, Robert (1977), Hasta que el Sol Muera [Until the Sun Dies] (Nueva York: W.W. Norton).

Lawrence, Krauss (2012), Un Universo de la Nada [A Universe from Nothing] (Nueva York: Free Press).

Nye, Bill (2012), “El Creacionismo No Es Apropiado para los Niños” [“Creationism Is Not Appropriate For Children”, Big Think, https://www.youtube.com/watch?v=gHbYJfwFgOU.

Stein, Ben (2008), Expulsado: No Se Permite la Inteligencia [Expelled: No Intelligence Allowed], (Rocky Mountain Pictures).

¿Soltero y Triste?

¿Soltero y Triste?

Lo que Quiero Hacer

Lo que Quiero Hacer