La Importancia de la Diversión Juntos

La Importancia de la Diversión Juntos

La relación entre cónyuges es la primera relación humana que Dios creó (Génesis 2:18et.seq.). Dios diseñó a la mujer con el propósito de que el hombre no estuviera “solo” (2:24). Entonces, la relación matrimonial es una relación de compañerismo.

“Abimelec, rey de los filisteos, mirando por una ventana, vio a Isaac que acariciaba a Rebeca” (Génesis 26:8) y entonces supo que ellos estaban casados. El verbo “acariciaba” puede tener varios significados, como una revisión de diferentes traducciones puede verificar. Pero lo que esto muestra es que Isaac y Rebeca estaban pasando tiempo juntos.

El compañerismo recreacional provee un laboratorio en que se puede probar, fortalecer y mejorar el amor y la comunicación conyugal. En Eclesiastés 9:9, el Rey Salomón dijo a su audiencia: “Goza de la vida con la mujer que amas, todos los días de la vida de tu vanidad que te son dados debajo del sol, todos los días de tu vanidad; porque esta es tu parte en la vida, y en tu trabajo con que te afanas debajo del sol”. ¡Disfrute la vida con su mujer!

¿Eventos deportivos? Tal vez. ¿Acampar? ¿Salir a caminar? ¿Ir a un museo? Puede ser. ¿Ir a un concierto? ¿Ópera? ¿Ver una película? ¿Ir de cacería? ¿Pescar? Posiblemente.

En el tiempo del noviazgo, se cede a la preferencia recreacional ya que hay interés en pasar tiempo con la otra persona para así desarrollar la relación. Pero si no hay interés inherente en tales actividades, una vez que se ha entrado al matrimonio, se deja de hacerlas. Usted puede no privar a su cónyuge del derecho y el tiempo de hacer tales cosas con sus amigos, pero simplemente deja de participar.

Es peligroso hacer eso. Antes, usted aguantaba su orgullo y se sentaba a ver un partido de fútbol de tres horas (o un concierto de dos horas) para desarrollar la relación. Sería bueno para su matrimonio si hiciera la clase de cosas que hacía antes para poder sustentar la relación.

Si consideramos la relación conyugal en términos de una cuenta bancaria, entonces podemos decir que cada acto positivo hacia el otro es un depósito. Cada acto negativo es un retiro. Si hace demasiados retiros, su matrimonio puede terminar en el divorcio. Entonces, el ideal es hacer tantos depósitos como sea posible. Si tiene una cuenta bancaria grande con su cónyuge, los retiros inevitables casi no se notarán.

Así que pasar tiempo con su cónyuge en actividades recreativas que ambos disfrutan hace depósitos grandes en la relación bancaria. Si un hombre disfruta pescar, lo disfrutará más si su esposa va con él y también disfruta lo mismo.

Entonces, ¿cómo puede desarrollar intereses mutuos? Con comunicación y humildad. Cada uno debería hacer una lista de actividades que disfruta. Luego, revisen las dos listas y vean si hay actividades similares. Idealmente, se puede escoger cuatro o cinco actividades; generalmente no habrá tiempo para más actividades. Desde luego, tal vez tendrá que dejar de hacer algo solo o con un amigo por el bien de hacer algo con su cónyuge.

También puede tratar de hacer algo nuevo a favor de la relación. Sea paciente. Pero si al final de un periodo de prueba su cónyuge no disfruta tal actividad, tenga la humildad de tratar de hacer algo diferente. Al final, su relación matrimonial completa se beneficiará de esto.

¿Es María la Madre de Dios?

¿Es María la Madre de Dios?

¿Se Debería Haber Apedreado a David?

¿Se Debería Haber Apedreado a David?