¿Es Jesús Realmente el Arcángel Miguel?

¿Es Jesús Realmente el Arcángel Miguel?

Según los Testigos de Jehová, “Jesús no es Dios y nunca reclamó serlo” (“¿Debería Creer…?”, 2000). En cambio, se puede entender por las Escrituras que Jesús “es el arcángel Miguel” (El Atalaya, 1979, p. 29). Ellos alegan que el “gran príncipe Miguel no es otro que Jesucristo mismo” (El Atalaya, 1984, p. 29). La edición del 15 de mayo de 1969 de la revista El Atalaya de los Testigos sugirió: “Hay evidencia escritural para concluir que Miguel era el nombre de Jesucristo antes que dejara el cielo y después de su regreso” (p. 307). ¿Dónde está la “evidencia escritural” para tal doctrina? En un artículo titulado “La Verdad acerca de los Ángeles” que aparece en el sitio Web oficial de los Testigos de Jehová (www.watchtower.org), se listó solamente 1 Tesalonicenses 4:16 y Judas 9 como prueba de que “el ángel más destacado, tanto en poder y autoridad, es el arcángel Jesucristo, también llamado Miguel” (2001).

Solamente se menciona al arcángel Miguel cinco veces en la Biblia (Daniel 10:13,21; 12:1; Judas 9; Apocalipsis 12:7), pero ninguno de esos pasajes indica que se le debe considerar como el Cristo preencarnado, ni tampoco como el Jesús ascendido. Primera de Tesalonicenses 4:16 alude a “un arcángel”, y aunque no se menciona el nombre Miguel, este es el pasaje que los Testigos de Jehová frecuentemente citan como prueba de que Jesús es tal arcángel. En cuanto a la Segunda Venida de Cristo, Pablo escribió: “Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero” (énfasis añadido). Supuestamente, ya que se describe que Jesús descenderá del cielo “con voz de arcángel”, entonces debe ser el arcángel Miguel. Sin embargo, este versículo no enseña que Jesús sea un arcángel, pero que a Su venida será acompañado “con voz de arcángel”—así como será acompañado “con voz de mando” y “con trompeta de Dios”. Pregunta: Si el descenso de Jesús del cielo “con voz de arcángel” Le hiciera (como los Testigos declaran) el arcángel Miguel, entonces, ¿no Le hiciera Dios Su descenso “con trompeta de Dios”? Los Testigos de Jehová rechazan esta última conclusión, pero aceptan la primera. Tal inconsistencia es prueba de sus enseñanzas erróneas en cuanto a Jesús.

Uno los argumentos más fuertes contra la idea de que Jesús sea un ángel se encuentra en el libro de Hebreos. En el capítulo 1, el escritor de Hebreos mostró la superioridad de Jesús sobre los seres angélicos, y Le contrastó con ellos.

Porque ¿a cuál de los ángeles dijo Dios jamás: Mi Hijo eres tú, yo te he engendrado hoy, y otra vez: Yo seré a él Padre, y él me será a mí hijo? Y otra vez, cuando introduce al Primogénito en el mundo, dice: Adórenle todos los ángeles de Dios. Ciertamente de los ángeles dice: El que hace a sus ángeles espíritus, y a sus ministros llama de fuego. Mas del Hijo dice: Tu trono, oh Dios, por el siglo del siglo; cetro de equidad es el cetro de tu reino. Has amado la justicia, y aborrecido la maldad, por lo cual te ungió Dios, el Dios tuyo, con óleo de alegría más que a tus compañeros. Y: Tú, oh Señor, en el principio fundaste la tierra, y los cielos son obra de tus manos. Ellos perecerán, mas tú permaneces; y todos ellos se envejecerán como una vestidura, y como un vestido los envolverás, y serán mudados; pero tú eres el mismo, y tus años no acabarán. Pues, ¿a cuál de los ángeles dijo Dios jamás: Siéntate a mi diestra, hasta que ponga a tus enemigos por estrado de tus pies? (1:5-13).

Se puede ver la superioridad de Jesús sobre los ángeles en el hecho que el Padre habló de Jesús como Su Hijo primogénito a Quien dio el honor de sentarse a Su mano derecha (1:5,13). Además, el escritor de Hebreos indicó que Dios mandó a todos los ángeles que adoraran a Jesús (1:6; cf. Apocalipsis 5:11-13; Filipenses 2:10). Pero si Jesús fuera un ángel, ¿cómo pudiera aceptar la adoración de otros ángeles “menores” si, según Apocalipsis 19:10 y 22:8-9, los ángeles no aceptan adoración, sino enseñan a adorar a Dios, y a nadie más? Hebreos 1 es la sentencia de muerte de la idea de que el Hijo de Dios es el arcángel Miguel. [NOTA: De manera interesante, John H. Paton, el escritor en 1879 que Charles Russell (el fundador de la Biblia Atalaya y la Sociedad de Publicaciones de los Testigos) empleó más frecuentemente, admitió esto cuando declaró en la revista El Atalaya cerca del final de su año de inauguración: “Por ende, se dice: ‘Adórenle todos los ángeles de Dios’: (eso debe incluir a Miguel, el ángel principal. Así que Miguel no es el Hijo de Dios)…” (1879, p. 4, énfasis añadido). Tristemente, aunque Paton rechazó la idea de que Jesús fuera el arcángel Miguel, y aunque Russell, el fundador y primer editor de El Atalaya, permitió tal enseñanza en el primer año de la publicación de El Atalaya, hoy los Testigos de Jehová sostienen firmemente la doctrina de que Jesús es el arcángel Miguel].

El escritor de Hebreos continuó el tema de la superioridad de Jesús sobre los ángeles en el capítulo 2, diciendo: “Porque [Dios] no sujetó a los ángeles el mundo venidero, acerca del cual estamos hablando” (vs. 5). ¿A Quién sujetó el mundo? Las Escrituras indican que a Jesús, el “heredero de todo” (Hebreos 1:2). “Toda potestad” se dio a Jesús, no a algún ángel (Mateo 28:18). Todos los ángeles, autoridades y potestades “a él están sujetos” (1 Pedro 3:22). “Porque en cuanto le sujetó todas las cosas, nada dejó que no sea sujeto a él” (Hebreos 2:8, énfasis añadido). Por tanto, Jesús no es el arcángel Miguel, “[p]orque no sujetó a los ángeles el mundo venidero” (Hebreos 2:5).

Una prueba final de que Jesús no es el arcángel Miguel viene de uno de los pasajes en que se encuentra el nombre “Miguel”: Judas 9. Según Judas, “cuando el arcángel Miguel contendía con el diablo, disputando con él por el cuerpo de Moisés, no se atrevió a proferir juicio de maldición contra él, sino que dijo: El Señor te reprenda”. Aunque Miguel no se atrevió a pronunciar juicio condenatorio contra el diablo (cf. 2 Pedro 2:11), Jesús una vez dijo en cuanto a Satanás: “El ha sido homicida desde el principio, y no ha permanecido en la verdad, porque no hay verdad en él. Cuando habla mentira, de suyo habla; porque es mentiroso, y padre de mentira” (Juan 8:44). Jesús no consideró el tema de reprender a Satanás con la misma cautela de los ángeles piadosos como Miguel. Como Señor del cielo y la Tierra (Mateo 28:18), Jesús acusó claramente al diablo como homicida y mentiroso, e incluso fue tan lejos como para declarar que “no hay verdad en él”. Obviamente el Hijo de Dios no es el arcángel Miguel.

Es sorprendentemente misterioso que los Testigos de Jehová puedan concluir que no hay prueba bíblica de la deidad de Jesús, y que al mismo tiempo concluyan que “[h]ay evidencia escritural para concluir que Miguel era el nombre de Jesucristo antes que dejara el cielo y después de su regreso” (El Atalaya, 1969, p. 307, énfasis añadido). ¿Dónde está la evidencia? No hay ninguna. Jesús no es el arcángel Miguel; en cambio, es exactamente Quien el apóstol Juan dijo que era (Juan 1:1,14), Quien Tomás dijo que era (Juan 20:28) y Quien incluso Sus enemigos Le acusaron de hacerse a Sí mismo (Juan 5:18; 10:33). ¡Jesús es Dios!

Referencias

El Atalaya [The Watchtower], noviembre de 1879.

El Atalaya [The Watchtower], 15 de mayo de 1969.

El Atalaya [The Watchtower], 15 de febrero de 1979.

El Atalaya [The Watchtower], 15 de diciembre de 1984.

“¿Debería Creer en la Trinidad?” [“Should You Believe in the Trinity?”] (2000), http://www.watchtower.org/library/ti/index.htm.

“La Verdad acerca de los Ángeles” [“The Truth About Angels”] (2001), http://www.watchtower.org/library/w/1995/11/1/the_truth_about_angels.htm, publicado originalmente en El Atalaya, 1 de noviembre de 1995.

El Sacrificio Perfecto de Cristo y la Vida Cristiana

El Sacrificio Perfecto de Cristo y la Vida Cristiana

¿Por qué Es la Creencia en Dios Natural para la Humanidad?

¿Por qué Es la Creencia en Dios Natural para la Humanidad?