¿Es Alá el Dios de la Biblia?

¿Es Alá el Dios de la Biblia?

Hoy es “políticamente correcto” declarar que el islamismo es una religión de paz y que los musulmanes adoran al mismo Dios que los cristianos. También es políticamente correcto decir que Alá es el mismo Dios que Jehová en el judaísmo o Elohim (la palabra hebrea para “Dios”), y que es el mismo que el “Padre” de Jesús en el Nuevo Testamento.

Pero Alá y Jehová no son los mismos seres. Los musulmanes no adoran al mismo Dios Quien es el Padre de Jesús. Note una cita del Corán: “Dicen: El Misericordioso tuvo un hijo. Han dicho algo terrible… Porque Le atribuyeron un hijo al Misericordioso. No es propio que el Misericordioso tenga un hijo” (Sura 19:88-92).

¿Cómo sabemos que Alá no es Jehová? El Corán no describe a Alá como alguien que tiene una naturaleza trina. Hemos notado que Alá no pudo haber tenido un hijo. El Corán no describe de ninguna manera a Alá como el Redentor que murió por Su creación, el Cordero que quita el pecado del mundo.

Considere la manera en que el Corán define a Alá: “Di: Él es Alá, el único Dios. Alá es el Absoluto. No engendró, ni fue engendrado. No hay nadie que se asemeje a Él” (Sura 112). El Corán está dividido en suras, y cada sura, como los salmos, no tiene conexión entre sí ni tampoco contexto histórico por el cual se la pueda interpretar. Esta sura (112) es fundamental para la fe islámica.

Más de 100 pasajes en el Corán enfatizan la naturaleza monoteísta absoluta de Alá. En otras palabras, no hay “Espíritu Santo” o “Hijo” en el islamismo. Una gran parte de la oración musulmana simplemente se enfoca en repetir la primera sura del Corán una y otra vez. Pero incluso en la oración, el musulmán no hace una petición a un Padre personal que ama. La oración es un acto de obediencia, no de súplica.

La tradición sostiene que hay 99 nombres para Alá—81 en el Corán y 18 en el Hadiz, pero no hay nombre que tenga una connotación íntima. Aunque se usa “misericordia” frecuentemente en el Corán, esta es una “misericordia” con una definición diferente a la bíblica. Se la percibe en el sentido de que Alá no mató a los sumisos (musulmanes) ni les dejó en peligro. Alá no es un Padre amoroso, personal e involucrado en las vidas de Sus seguidores como lo es el Dios de la Biblia. Ya que el islamismo no tiene al Salvador Jesucristo, entonces todas las consecuencias del pecado y el pago de la culpabilidad están en los hombros del musulmán. El musulmán se acerca a Dios con temor.

Para el que considera con profundidad la fe musulmana en vez de repetir lo que es políticamente correcto, es obvio que Alá y Jehová no son la misma persona.

¿Escrito Está?

¿Escrito Está?

¿Quién Es el Jefe?

¿Quién Es el Jefe?