Consejos de Salomón sobre las Riquezas

Consejos de Salomón sobre las Riquezas

Según el sitio web www.nerdwallet.com, la deuda promedio de la tarjeta de crédito de la familia norteamericana es $15,706. Hasta agosto de 2015, la deuda hipotecaria promedio era $156,333, y la deuda promedio por estudios era $32,953 (Chen, 2015).

Es claro que los norteamericanos tenemos problemas con el dinero y las deudas. Necesitamos ayuda; necesitamos consejos para disminuir nuestras deudas y administrarlas adecuadamente; y necesitamos aprender cómo usar nuestro dinero de una manera espiritual.

Cuando buscamos consejo sobre cómo lidiar con el dinero, no hay mejor fuente que la Palabra de Dios, y no hay mejor persona que el inspirado Rey Salomón.

La riqueza es una bendición.

Proverbios 10:22: “La bendición de Jehová es la que enriquece, y no añade tristeza con ella”. Las posesiones materiales son una bendición del Señor, pero estas no caen usualmente del cielo.

Louis Pasteur dijo: “La oportunidad solamente favorece a la mente preparada”. Al aplicar esto a nuestro estudio, se puede decir que “la oportunidad financiera solamente favorece a la mente preparada”. Prepárese con conocimiento y habilidades, y Dios podrá usar tales cosas para bendecirle con lo que necesita, y frecuentemente, con más de lo que necesita.

Hay buenas cosas en las que se debe usar la riqueza.

Proverbios 3:9-10: “Honra a Jehová con tus bienes, y con las primicias de todos tus frutos; y serán llenos tus graneros con abundancia, y tus lagares rebosarán de mosto”.

La riqueza puede ser peligrosa.

Proverbios 23:4-5: “No te afanes por hacerte rico; sé prudente, y desiste. ¿Has de poner tus ojos en las riquezas, siendo ningunas? Porque se harán alas como alas de águila, y volarán al cielo”.

Podemos llegar a abusar de las riquezas al confiar en que ya que somos ricos, entonces esto significa que a Dios le agrada todo lo que decimos y hacemos (tal cosa es falsa), o si permitimos que el trabajo (o la riqueza misma) nos consuma al punto que no tengamos tiempo, energía o interés para hacer la obra del Señor. “Si está demasiado ocupado para pasar tiempo con Dios, entonces está más ocupado de lo que Dios quiere que esté” (McGrath, 2006, p. 135).

Trabaje arduamente.

Proverbios 10:4-5: “La mano negligente empobrece; mas la mano de los diligentes enriquece. El que recoge en el verano es hombre entendido; el que duerme en el tiempo de la siega es hijo que avergüenza”.

Evite la deuda.

El hecho que un cristiano tenga deudas no quiere decir que haya sido descuidado con su dinero. La deuda puede tener su causa en la avaricia. Puede producirse si no tomamos pasos sabios para prepararnos para lo inesperado. Puede producirse si somos ociosos o descuidados en el empleo del dinero. Y ciertamente, puede producirse debido a una catástrofe que está más allá de nuestra capacidad de solventar.

Salomón nos advierte a evitar la deuda. Proverbios 22:7: “El rico se enseñorea de los pobres, y el que toma prestado es siervo del que presta”.

En vez de involucrarnos en las deudas, debemos tener dominio propio, aplazar la satisfacción y apartar algo de dinero hasta que hayamos ahorrado lo suficiente para pagar completamente lo que queremos comprar. También debemos limitar nuestros gastos de vida para que podamos tener dinero para emergencias.

Siempre se debe pagar las deudas según los términos del acuerdo con el prestamista, tan pronto como sea posible. En Romanos 13:7-8, Pablo enseñó que debemos pagar nuestras deudas.

Ayude a otros.

Proverbios 19:17: “A Jehová presta el que da al pobre, y el bien que ha hecho, se lo volverá a pagar”.

A través de Salomón, Dios puede ayudarle a tener control de sus finanzas. Escúchele.

Referencias

Chen, Tim (2015), “Estadística de Deuda de Tarjeta de Crédido de Familias en los Estados Unidos: 2015” [“American Household Credit Card Debt Statistics: 2015”], NerdWallet, http://www.nerdwallet.com/blog/credit-card-data/average-credit-card-debt-household/.

McGrath, Alister (2006), La Duda [Doubting] (Downers Grove, IL: InterVarsity).

Summary Block
This is example content. Double-click here and select a page to feature its content. Learn more.
Summary Block
This is example content. Double-click here and select a page to feature its content. Learn more.
En Dios Confiamos

En Dios Confiamos

¿Qué Es el “Pecado de Muerte”?

¿Qué Es el “Pecado de Muerte”?